Herramientas de contenido

El tratamiento combinado es la mejor opción para abordar la rinitis y el asma

La última actualización de la guía de práctica clínica Aria sobre la rinitis y su impacto en el asma, presentada en el Congreso Anual de la Academia Europea de Alergología e Inmunología, destaca la necesidad de tratar ambas patologías de forma conjunta y establece una serie de pautas de abordaje mediante un nuevo algoritmo.

Miguel A. Madrid. Gotemburgo   |  14/06/2007 00:00

Herramientas de Contenido

Recordar la frecuente unión entre rinitis y asma y la recomendación de tratar ambas patologías de forma conjunta siempre que sea posible resumen las novedades de la actualización de la guía de práctica clínica Aria (Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma) que se ha presentado en el Congreso Anual de la Academia Europea de Alergología e Inmunología que se está celebrando en Gotemburgo (Suecia).

Esta es la primera actualización de una guía que nació en 1999 bajo el auspicio de la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de mejorar el conocimiento de la rinitis alérgica, subrayar el impacto de esta patología en el asma y favorecer la medicina basada en la evidencia para el diagnóstico, tratamiento y manejo de la patología.

A juicio de Jean Bousquet, presidente del grupo Aria y especialista del Hospital de Montpellier, en Francia, es frecuente que los enfermos con rinitis desarrollen asma, y viceversa. De hecho, el 80 por ciento de los enfermos de asma tienen también rinitis.

Es posible detectar la inflamación de los pulmones de los pacientes con rinitis antes de que hayan desarrollado síntomas de asma.

Por tanto, "recomendamos que los pacientes con rinitis persistente -tener episodios más de cuatro veces a la semana o durante más de cuatro semanas- sean evaluados para ver si pueden desarrollar asma".

La novedad principal de esta actualización es que en 1999 se preveía que el tratamiento combinado era la mejor opción, "pero había pocas evidencias; ocho años después se ha demostrado que lo que se propuso era correcto".

Recomendaciones
Para el tratamiento se recomienda un algoritmo que indica el uso de corticoesteroides inhalados como terapia de primera línea en los pacientes con rinitis moderada y grave y el uso de antihistamínicos H1 para todos los pacientes, incluidos los que tienen un cuadro poco grave. El uso de antileucotrienos se recomienda porque tratan por igual la rinitis y el asma. En el caso de la inmunoterapia sublingual se considera que es un tratamiento seguro y efectivo.

La guía subraya que el tratamiento debe comprender evitar siempre que sea posible la exposición a los alergenos, farmacoterapia, inmunoterapia y educación. Además, se indica la necesidad de evaluar la posibilidad de sufrir asma de los pacientes de rinitis analizando la historia clínica, realizando un análisis pulmonar y, cuando sea necesario, revisar la obstrucción de las vías aéreas antes y después de usar un broncodilatador.

El grupo Aria ha evaluado también la evidencia científica en el caso de las terapias alternativas, como la homeopatía o la fitoterapia, en el tratamiento del asma y la rinitis. Bousquet ha explicado que en la búsqueda sistemática de la literatura científica no se ha encontrado ninguna evidencia que demuestre que su uso sea beneficioso, puesto que los pocos ensayos científicos encontrados "eran pobres y con pocos resultados". Además, no se hace ninguna recomendación formal para su uso, porque sí se ha hallado que, en determinados fármacos fitoterapéuticos, las interacciones con algunos medicamentos podían provocar problemas de seguridad.

Campaña europea
La relación de la rinitis con el asma no sólo ha contado con la presentación de la guía Aria. En el congreso de la Academia Europea de Alergología e Inmunología se ha presentado otra campaña europea, organizada por la Red Europea Global de Alergia y Asma (Galen en sus siglas en inglés), cuyo objetivo es alertar a los profesionales sanitarios y a los pacientes de la importancia de la unión entre rinitis y asma, "que sugiere el concepto de una vía respiratoria, una enfermedad". La campaña se realizará en varios países enfocándose en los pacientes, pero también en los médicos de primaria y especializada.

Herramientas de Contenido