Herramientas de contenido

Las alergias hay que tratarlas también en invierno

DMedicina   |  04/11/2002 00:00

Herramientas de Contenido

Los estornudos, la irritación ocular, el lagrimeo, la congestión nasal y otros síntomas propios de los procesos alérgicos representan un incómodo problema para quienes los padecen. En contra de lo que se pueda pensar, la alergia no es sólo una afección estacional exclusiva de la primavera sino que cada vez se están registrando más enfermos que manifiestan estos síntomas durante los meses de invierno.

Así lo considera Javier Subiza, coordinador del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), quien afirma que en los últimos diez años han aumentado los pacientes con alergias a varios tipos de pólenes, de forma que su afección adquiere una dimensión multiestacional, dependiendo de la época de floración de las plantas."La primavera no tiene la exclusividad de los procesos alérgicos; por el contrario, en los meses de invierno encontramos pacientes que muestran la misma sintomatología propia de marzo, abril y mayo. Estos alérgicos de invierno también deben ser controlados y, por supuesto, tratados por un especialista".

Los últimos meses

Según Subiza, existen una serie de plantas cuya polinización se extiende desde el mes de septiembre hasta diciembre y que son las causantes de las alergias de invierno: "Durante los meses de septiembre y octubre se produce la floración de plantas como el Chenopodiaceae Amaranthaceae y la artemisa, y la polinización de ésta se extiende hasta diciembre. También hay que tener en cuenta plantas como las cupresáceas (cipreses y arizónicas) que, aunque sus mayores picos se registran en enero, febrero y marzo, también rebrotan en octubre, noviembre y diciembre.

Otros alergenos

Emilio Álvarez Cuesta, jefe del Servicio de Alergología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, afirma que durante el invierno también es muy común el aumento de personas alérgicas a los ácaros y los hongos, puesto que la humedad y el exceso de calor de las calefacciones contribuyen a su proliferación.

"Tanto en unos casos como en otros, el tratamiento etiológico y sintomático sigue las mismas pautas que el indicado en los alérgicos en primavera: administrar la vacuna preferentemente durante todo el año para combatir la causa del proceso alérgico y seguir un tratamiento con antihistamínicos, colirios o corticoides".

Plantas que polinizan en invierno

'Chenopodiaceae Amaranthaceae': malezas muy resistentes a la sequía que se adaptan muy bien a todo tipo de suelos secos y salinos. Su floración se produce durante todo el año, pero principalmente en agosto, septiembre y octubre.

Artemisa: su polinización se extiende de septiembre a diciembre. Es una causa importante de polinosis en muchas regiones europeas, incluida España, especialmente en Murcia. Los pacientes alérgicos a este polen pueden presentar conjuntivitis intensas al lavarse los ojos con infusiones de manzanilla, debido a su reactividad cruzada con los pólenes de matricaria camomila, presentes en la infusión. También pueden tener una reactividad cruzada con el apio, provocando la aparición de prurito orofaríngeo.

Cupresáceas: causantes de muchos casos de polinosis en invierno en países como Francia, Italia, Israel y España. En este último, la polinización es máxima en febrero, aunque puede extenderse de octubre a abril.

Herramientas de Contenido