Patrocinado por Bristol

Herramientas de contenido

Enfermedades:

Melanoma metastásico

¿Qué es?

El melanoma metastásico es un caso de melanoma que disemina sus células localmente o a otras zonas del cuerpo.

El comportamiento biológico del melanoma puede presentar varias fases: una en la que el crecimiento de la tumoración es radial y, por lo tanto, no puede producir metástasis, y otra en la que el crecimiento es vertical. Esta fase implicará que el melanoma aumenta de grosor y que la tumoración invade las capas más profundas de la piel y el tejido bajo ella, y sí tendrá capacidad de producir metástasis linfáticas o sanguíneas. El desarrollo de metástasis es, por tanto, el resultado de una serie de eventos tales como la existencia de células separadas del tumor primario, la invasión de la membrana basal, la migración hacia el torrente sanguíneo o a la circulación linfática por donde pueden llegar a producir la invasión y crecimiento en otros órganos, como el hígado, intestino grueso, etc.

Causas

Hay una serie de factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir un melanoma. Los más importantes son: la presencia de antecedentes de melanoma familiar, tener un número elevado de nevus y haber tenido un melanoma previamente. Como factores ambientales, destaca la radiación solar ultravioleta. No hay una causa concreta para que el melanoma acabe desarrollando un crecimiento vertical y, por lo tanto, adquiera riesgo de producir metástasis, sin embargo, el desarrollo del tumor es más frecuente y más agresivo en pacientes que tienen inmunosupresión, que puede incluir pacientes con inmunodeficiencias primarias, linfomas, tratamientos inmunosupresores o la infección por el VIH (sida).

Síntomas de Melanoma metastásico

Además de los síntomas ya referidos en melanoma (ver melanoma), en función del órgano en el que se dé la metástasis habrá unos síntomas u otros.

Prevención

Las recomendaciones dadas para prevenir el melanoma metastásico son las mismas que sirven para prevenir el desarrollo de melanoma en cualquiera de sus fases, puesto que el melanoma metastásico es una evolución del melanoma.

Tipos de Melanoma metastásico

No existen tipos como tal de melanoma metastásico, pero sí hay formas de melanoma que están más asociadas a la posibilidad de desarrollar metástasis:

  • Melanoma nodular. Se trata de la segunda forma de melanoma en cuanto a frecuencia, dándose entre un 10 o 15 por ciento de los casos de melanoma. Es algo más habitual en el torso de los varones y en las piernas de las mujeres, aunque se puede desarrollar en cualquier localización. El crecimiento se suele dar entre 6 y 18 meses, la lesión puede tener entre 1 y 2 centímetros de diámetro y aparece pigmentada, con una coloración marrón oscura, negra con áreas sonrosadas.

  • Melanoma de mucosas. Localizado a nivel de la mucosa genital, oral o conjuntival.

  • Melanoma desmoplásico. Se caracteriza por su tendencia a las recidivas locales múltiples y por tener gran capacidad de infiltración local.

Diagnósticos

El diagnóstico clínico consiste en el reconocimiento de las características clínicas de las formas de melanoma (ABCD: Asimetría, Bordes irregulares, Coloración heterogénea, Diámetro mayor de 6 mm), pero, en el caso de melanoma metastásico, es decir, cuando la lesión progresa se observa:

  • Crecimiento vertical; afectación de dermis, observándose células tumorales y nódulos

  • Reducción del tamaño nuclear en profundidad de las células

  • Inflamación

  • Ulceración

  • Satelitosis e invasión vascular.

Las dos pruebas diagnósticas fundamentales son:

  • Realización de dermatoscopia: mediante dispositivos de aumento o análisis digital computerizado de las lesiones pigmentadas. Se trata de una ayuda diagnóstica esencial hoy en día.

  • Estudio histológico a través de la extirpación-biopsia de la lesión con un estrecho margen de piel sana.

Tratamientos

Debido al mal pronóstico y a la falta de tratamientos eficaces para el melanoma no operable (fase III) y metastásico (fase IV), existe una necesidad médica no cubierta muy importante.

No existe un tratamiento de referencia para las personas con melanoma avanzado y las guías terapéuticas actuales recomiendan incluir a los pacientes en un ensayo clínico en el que se analicen nuevas opciones de tratamiento.

Otros datos

Para los pacientes con melanoma avanzado, la aparición de nuevos tratamientos que han demostrado mejorías sobre la supervivencia en ensayos clínicos podría conducir a cambiar estas guías terapéuticas en el futuro.

Compartir

  • Logotipo de Mail
  • Logotipo de Linkedin