Última actualización: Jueves 03 de Diciembre de 2015 - a las 18:12h

Espolón

Volver a Enfermedades del pie (patología)

Qué es

El espolón calcáneo es una prominencia ósea que puede aparecer en la parte anterior del talón (calcáneo) como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar, una banda de tejido conjuntivo que recubre los músculos de la zona. 

Al estirarse excesivamente, la fascia puede calcificarse, formándose el espolón, que es bastante doloroso y dificulta el apoyo normal de talón, ocasionando a veces una inflamación en la zona que lo rodea.

“La forma que tiene el cuerpo humano de reparar la herida producida al desconectarse la fascia plantar del hueso es transportar calcio a través del torrente sanguíneo a la zona lesionada. Poco a poco se acumula el calcio y se produce un depósito del mismo formando el espolón calcáneo”, explica Ángel de la Rubia, presidente de la Asociación Española de Podología Deportiva (Aepode).

Causas

El espolón es más frecuente entre personas que tienen el pie muy arqueado o que sufren sobrepeso, aunque también puede aparecer entre aquellos que realizan movimientos violentos con el pie. Asimismo, el pie plano y las contracturas en el tendón de Aquiles también aumentan la tensión en la fascia plantar, por lo que pueden acarrear la aparición de espolones calcáneos.

Síntomas

“El espolón no presenta ningún síntoma, sí lo tiene la fascitis plantar”, según de la Rubia. El principal síntoma es un dolor que generalmente se produce en la parte interna del talón, pero que puede acontecer en cualquier punto de la planta del pie, del calcáneo a los cinco metatarsianos. El dolor, que actúa como pinchazos en la zona plantar, desaparece cuando el pie está en reposo.

Prevención

“Para prevenir el espolón es necesario prevenir antes la fascitis plantar. Para ello se lleva a cabo un estudio minucioso del pie y de la huella plantar; en caso de existir una desestructuración del mismo, se debe realizar un soporte plantar, más conocido como plantilla, la cual debe ser personalizada. Esta plantilla neutralizará cualquier desequilibrio de la pisada y optimizará los apoyos”, sostiene el especialista.

Tratamientos

“Como no es la causa de ningún problema o dolor, no tiene tratamiento, al contrario de la fascitis plantar”, sostiene de la Rubia.

Esta lesión suele tratarse con éxito mediante el uso de plantillas ortopédicas que alivian la tensión sobre la zona haciendo que los movimientos sean menos dolorosos. Las férulas nocturnas y los ejercicios de estiramientos también son efectivos para eliminar o disminuir el dolor. En caso de que aparezcan inflamaciones, se pueden tratar mediante infiltraciones de fármacos antiinflamatorios.

El avance en las técnicas quirúrgicas ha propiciado que el espolón calcáneo pueda corregirse mediante una intervención. Mediante la operación se hace una resección o eliminación del espolón con una mínima incisión de dos o tres milímetros en la piel hasta llegar a la prominencia ósea.

Servicio desde: 16

Consulta de podología o quiropodia

Ver los 421 centros
Servicio desde: 34

Consulta de Podología + Uña Incarnata sin...

Ver los 384 centros

Un servicio de

Otros datos

¿A quién afecta?

El espolón es más frecuente entre personas que tienen pies cavos valgos o que sufren obesidad, aunque también puede aparecer entre aquellos que realizan movimientos violentos con el pie.

“Los pies que tienen exceso de puente (cavos) tienen la fascia plantar acortada y los pies valgos provocan un sobreestiramiento de la fascia plantar que, a la larga, produce dolor”, explica el experto.

Asimismo, el pie plano y las contracturas en el tendón de Aquiles también aumentan la tensión en la fascia plantar, por lo que pueden acarrear la aparición de espolones calcáneos.

Pronóstico

Si la fascitis plantar no se trata puede cronificarse, en cuyo caso el cuadro puede ser muy doloroso, traumático y difícil de curar, originando una fasciosis plantar”, asegura de la Rubia.

¿Cuándo acudir al especialista?

Según el presidente de la Asociación Española de Podología Deportiva y a modo preventivo, “todos los niños a partir de cinco años deberían acudir a la consulta del podólogo para poder evaluar cómo son sus pies y cómo pisan. Es a partir de esa edad cuando hay que tratar los pies, dado que solo hasta los 14 años podemos tratar de modificar cualquier error anatómico, posteriormente las alteraciones se estructuran y resulta más complicado”.

Noticias sobre espolón:

Decálogo para unos pies sanos

El 70 % de los españoles sufre trastornos en los pies

Especialistas relacionados con pies zambos Ver más

Un servicio de

Centros médicos especializados en pies zambos Ver más

Un servicio de

Tags:
Política de cookies

Inicia sesión ahora Cerrar

Para poder acceder a este servicio necesitas iniciar sesión como usuario registrado en DMedicina.

Si todavía no lo eres, puedes unirte a nuestra comunidad ahora mismo.
¡Es gratis, muy sencillo y tienes un gran número de ventajas!.

Registrarme ahora

Iniciar sesión

Gracias por comentar en el foro de DMedicina Cerrar

Tu comentario será moderado.

Cerrar ventana

Enviar mail Cerrar

Desactivar mi cuenta Cerrar

Esta acción eliminará su usuario definitivamente de DMEDICINA, con lo que no podrá volver a acceder.
¿Está seguro de querer continuar?

ContinuarCancelar

Preguntas y Respuestas

El equipo de DMedicina evaluará su pregunta;
en el caso de que pueda ser contestada por nuestros especialistas, le ofreceremos una respuesta en un plazo máximo de 10 días.
Si su consulta es urgente, le recomendamos que acuda a su médico.
El equipo de DMedicina se reserva el derecho de descartar aquellas preguntas que no considere ajustadas estos objetivos.

Enviar pregunta

Respuestas moderadas

Su respuesta puede ser de ayuda para otro paciente.

Por favor, evite incluir marcas comerciales de medicamentos o referencias personales;
de lo contrario, su respuesta no será publicada.

Enviar respuesta