Herramientas de contenido

El aceite omega-3 ayuda a prevenir las arritmias

El consumo de aceite de ciertos pescados, como el salmón o el atún, al menos dos veces por semana puede ayudar a prevenir la muerte súbita cardiaca, ya que los ácidos grasos del pescado previenen la aparición de arritmias, según indica un estudio realizado por especialistas de la Harvard Medical School, en Boston (Estados Unidos), publicado en la revista especializada ‘Circulation’.

Redacción Ondasalud.com   |  28/05/2003 00:00

Herramientas de Contenido

Numerosos estudios han demostrado que la ingesta de aceite omega-3 procedente del pescado disminuye el riesgo de infarto, pero hasta ahora se desconocía el mecanismo de este efecto protector.

Para comprender la acción antiarrítmica del aceite omega-3, los investigadores cultivaron células cardiacas procedentes de ratones y observaron sus reacciones ante el aceite omega-3 y diversos agentes tóxicos. El grupo celular mantenía sus latidos rítmicos, como si se tratara del propio corazón.

Los resultados indicaron que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 bloquean el exceso de sodio y calcio que se dirige al corazón, cuyas descargas eléctricas producen cambios peligrosos en el ritmo cardiaco. La adición de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 al grupo celular prevenía las arritmias inducidas en las células.

Según Alexander Leaf, el aceite omega-3 es un factor de protección cardiaca importante que debe formar parte de una dieta equilibrada. “El pescado fresco o congelado son las mejores opciones, aunque se puede recurrir a los productos envasados, siempre que estén conservados en agua. El aceite de las conservas de atún, por ejemplo, restaría beneficios al aceite omega-3”, apunta Leaf.

Herramientas de Contenido