Herramientas de contenido

La vida después de un infarto

¿Puedo realizar ejercicio físico después de sufrir un infarto? ¿Qué alimentación debo llevar? ¿Cómo será mi vida laboral? Estas son algunas de las preguntas a las que intenta dar respuesta el libro ‘La vida antes y después del infarto’, editado por la Fundación Española del Corazón.

Elena Escala Sáenz   |  16/12/2002 00:00

Herramientas de Contenido

La obra, realizada por Enrique Asín, director del Instituto de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal, e Ignacio Ruiz Martínez, cardiólogo del Hospital La Zarzuela, de Madrid, nace con el objetivo de "resolver las dudas de los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio, informar sobre el estilo de vida que hay que llevar para evitar recaídas y concienciar a la población de que tras el infarto también es útil la modificación de los factores de riesgo ", explica Asín.

Asimismo, pretende restar dramatismo al infarto, haciendo hincapié en que "el cumplimiento de las medidas preventivas, los controles periódicos, los cambios en el estilo de vida y el tratamiento adecuado permiten que el pronóstico después de un ataque cardiaco pueda ser excelente".

La guía describe la enfermedad coronaria y da respuesta a las cuestiones que más preocupan al infartado y que están relacionadas con la vida laboral, las relaciones sociales y sexuales, las prácticas deportivas, la alimentación, las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las reacciones en caso de emergencia.

La mejor opción tras un infarto es acudir a un programa de rehabilitación cardiaca, que incluye ejercicio físico, psicoterapia y ayuda a los pacientes a reincorporarse a su vida cotidiana en las mejores condiciones. El ejercicio físico debe ser progresivo y realizarse bajo supervisión médica, adaptado a las posibilidades de cada uno.

Durante el primer mes post-infarto los especialistas recomiendan:

  • Evitar el sedentarismo y caminar a diario. Nunca realice ejercicios bruscos
  • La dieta ha de ser equilibrada, pobre en sal si se es hipertenso y en colesterol
  • No conduzca o realice viajes largos en avión, por el efecto negativo de la inmovilidad sobre la circulación de las piernas
  • Olvídese del trabajo. Es un periodo en el que el paciente debe descansar y concederse unas merecidas vacaciones
  • Tome todos los fármacos que le ha prescrito el especialista, si tiene algún problema o reacción adversa consulte con su médico
  • Lleve consigo el informe de alta hospitalaria, ya que puede ser útil a los médicos que le atiendan en una urgencia
  • Es recomendable llevar siempre a mano medicamentos vasodilatadores para casos de emergencia
  • Si aparecen síntomas nuevos o inexplicables no dude en acudir a un centro de urgencias
  • Después del primer mes aumente progresivamente la actividad hasta llegar a la normalidad
  • La exigencia física y el estrés de la vida laboral serán los que determinen si se puede volver o no al trabajo tras un infarto













    Diez consejos para evitar el
    infarto



    'La vida antes y después del infarto' recoge una lista con diez recomendaciones
    para prevenir y evitar la enfermedad cardiaca:



    - No fume

    - Conozca y controle su tensión arterial

    - Mantenga los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en límites
    normales

    - Haga ejercicio físico de forma habitual

    - Evite el exceso de peso

    - Defiéndase de las situaciones de estrés

    - Si tiene antecedentes familiares de enfermedad coronaria sea estricto
    en el cuidado de los apartados anteriores

    - A partir de los 45 años haga revisiones periódicas de su situación cardiaca

    - Siga siempre los consejos de su cardiólogo

    - No suspenda los tratamiento sin consultarlo previamente

  • Herramientas de Contenido