Herramientas de contenido

Los bomberos tienen más riesgo de morir por un infarto

Los bomberos están expuestos a situaciones de estrés, sobre todo cuando tienen salidas de emergencia, lo que hace que el riesgo de mortalidad cardiovascular sea alto, según se indica en un estudio que se publica hoy en The New England Journal of Medicine.

Redacción   |  25/04/2007 17:14

Herramientas de Contenido

Los bomberos están expuestos a situaciones de estrés, sobre todo cuando tienen salidas de emergencia, lo que hace que el riesgo de mortalidad cardiovascular sea alto, según se indica en un estudio que se publica hoy en The New England Journal of Medicine.

Los bomberos tienen una profesión peligrosa, con un alto riesgo de quemaduras y de inhalación de humo. Un estudio que se publica hoy en The New England Journal of Medicine indica que también tienen muchas probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular.

El equipo de Stefanos Kales, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston, ha analizado la asociación existente entre la enfermedad cardiovascular y las labores de emergencia de los bomberos. Se ha constatado que estas situaciones se relacionan con un riesgo de entre 10 y 100 veces mayor de mortalidad si se compara con las salidas rutinarias.

Los eventos cardiovasculares, sobre todo los asociados a enfermedad coronaria, representan el 45 por ciento. Se han revisado los datos de mortalidad de los bomberos de Estados Unidos entre 1994 y 2004, sin contar con la tasa de mortalidad de los que participaron en las labores de rescate del 11-S.

El estudio ha mostrado que de 1.144 muertes de los bomberos durante ese periodo, 449, el 39 por ciento, se atribuían a enfermedad cardiovascular. De esas, 144 sucedieron durante las labores de extinción de fuego. Las estadísticas indican que los bomberos emplean entre un 1 y un 5 por ciento de su tiempo en apagar incendios.

Así, el riesgo relativo de mortalidad durante esas tareas es entre diez y cien veces mayor comparado con el de los que no llevan a cabo salidas de emergencia. También se ha observado una mayor tasa de eventos cardiovasculares con otras salidas de emergencia, como las respuestas a los avisos de alarmas, si se compara con las salidas convencionales. "El estudio confirma resultados previos de otro trabajo nuestro con una pequeña muestra de bomberos. Por eso, proporciona una mayor evidencia sobre el aumento de enfermedades cardiovasculares en labores de emergencias".

Una de las posibles explicaciones del aumento de la mortalidad cardiovascular puede ser que durante la extinción de incendios los bomberos se someten a una situación de esfuerzo extremo.

Además, un porcentaje significativo de bomberos tiene sobrepeso y no tiene la preparación física adecuada, lo que puede elevar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Un informe de la Asociación Nacional de Bomberos de Estados Unidos de 2005 indicaba que el 70 por ciento no tenían la preparación física adecuada ni seguían programas de salud.

Herramientas de Contenido