Última actualización: Jueves 08 de Octubre de 2015 - a las 17:31h

Endocarditis

Volver a Enfermedades vasculares y del corazón (patología)

Qué es

La endocarditis es la inflamación del revestimiento interior de las válvulas y cámaras cardiacas, que forman el endocardio. Normalmente está inflamación está causada por una infección bacteriana, que crece dando lugar a vegetaciones valvulares, y en raras ocasiones por una infección fúngica.

Esta patología se caracteriza por la acumulación de bacterias y coágulos en las válvulas que forman vegetaciones y, al desprenderse, pueden afectar a órganos vitales y ocasionar la muerte. La endocarditis se diferencia de la inflamación del músculo cardíaco, llamada miocarditis, y de la inflamación de la membrana que envuelve al corazón, que recibe el nombre de pericarditis.

Por sexos, la endocarditis es tres veces más común en hombres que en mujeres.

Causas

La endocarditis puede producirse a raíz de una infección viral o por hongos pero, lo más común es que se genere debido a la penetración de una pequeña cantidad de bacterias que llegan al torrente sanguíneo por la cavidad bucal, la piel y las vías respiratorias. Según la Fundación del Corazón, el crecimiento de los microorganismos y la respuesta del sistema inmunitario para controlar la infección pueden ocasionar alteraciones en la función de la válvula sobre la que se asienta endocarditis.

Entre los factores de riesgo que existen como riesgo para contraer la enfermedad figuran:

  • Cualquier procedimiento de cirugía dental que incluye sangrado, así como la gingivitis (infección e inflamación de las encías).
     
  • La colocación de vías de acceso permanentes (catéteres) a las venas o el consumo de drogas por vía intravenosa, puesto que, a menudo, se inyectan bacterias directamente en vena a través de las jeringas o las soluciones ya contaminadas.
     
  • Procedimientos del tracto respiratorio, como la amigdalectomía o la broncoscopia con broncoscopio rígido, entre otros.
     
  • Procedimientos del tracto gastrointestinal, como la cirugía del tracto biliar u operaciones quirúrgicas que involucran a la mucosa intestinal.
  • Procedimientos genitourinarios, como cistoscopias o parto vaginal con infección.
     
  • Padecer septicemia (infección de la sangre)

Se ha constatado que la endocarditis tiene una mayor incidencia entre las personas con defectos congénitos de las cavidades del corazón y de las válvulas, con válvulas artificiales o, simplemente, con alguna lesión o malformación que permita pasar la sangre de un lado a otro del corazón.

Síntomas

Los síntomas pueden presentarse de manera lenta (subaguda) o repentina (aguda). En el caso de la endocarditis bacteriana aguda, el primer signo de alerta es una fiebre elevada (40ºC), acompañada de una frecuencia cardiaca acelerada, fatiga y rápidas lesiones en las válvulas. Además, la infección puede extenderse ya que en algunos casos se desprenden émbolos de las vegetaciones, y los riñones y otros órganos pueden dejar de funcionar (síndrome séptico). Si los vasos sanguíneos se rompen puede producirse incluso la muerte.

La endocarditis subaguda se asocia a fiebre leve (37,5-38,5ºC), pérdida de peso, sudoración excesiva, anemia y manchas cutáneas similares a las pecas (fruto de las hemorragias causadas por los émbolos) localizadas en las palmas de las manos, las uñas, las plantas de los pies y el blanco de los ojos (conjuntiva). La vaguedad de estos síntomas, que pueden prolongarse durante meses sin un diagnóstico claro, hace de la endocarditis subaguda no tratada una afección tan peligrosa como la aguda.

Otros síntomas que se pueden observar en ambos tipos de endocarditis son: dolores articulares, escalofríos, palidez, sangre en la orina y dificultad para respirar.

Esquema de las cuatro válvulas cardiacas en humanos.

Prevención

Según la Asociación Estadounidense de Cardiología, no existe ninguna forma de prevenir la aparición de la enfermedad. No obstante, sostienen que las personas incluidas en los grupos de riesgo pueden tomar medicamentos preventivos si se someten a algunas de las intervenciones detalladas en Causas.

Se incluyen dentro de los grupos de riesgo a aquellos pacientes:

  • Con malformaciones cardiacas congénitas.
  • Trasplantes de corazón.
  • Problemas en las válvulas cardiacas.
  • Válvulas cardiacas artificiales.
  • Antecedentes previos de endocarditis infecciosa.

Tipos

Las bacterias que suelen causar la enfermedad son los estreptococos y los estafilococos. Según la agresividad de la bacteria, los especialistas distinguen dos tipos de endocarditis:

Aguda

La endocarditis aguda la causan unos gérmenes muy agresivos y se caracteriza porque evoluciona en días o semanas.

Subaguda

La endocarditis subaguda se origina por un tipo de gérmenes que tienen menos virulencia que los que provocan el tipo agudo. En este caso el curso de la enfermedad se extiende durante semanas o meses.

Diagnóstico

El especialista puede tener la sospecha de que un paciente tiene endocarditis cuando existe un proceso infeccioso con fiebre persistente sin evidencia clara de infección, especialmente cuando está vinculado con un soplo cardíaco y/o la persona tiene otros síntomas cardiacos.

El primer paso que tiene que dar es demostrar la existencia de microorganismos en la sangre mediante un hemocultivo y diagnosticar las vegetaciones, que además ayudará al profesional a decidir qué tratamiento será el más adecuado.

Para confirmar el diagnóstico, el médico puede solicitar una ecocardiografía, que identificará las vegetaciones de las válvulas del corazón.

Tratamientos

La terapia recomendada inicialmente será el tratamiento de la infección mediante antibióticos intravenosos. Ésta podrá durar varias semanas.

Además, el médico también deberá tratar las enfermedades y las complicaciones que surgen como consecuencia de la enfermedad, como la insuficiencia cardiaca o las embolias.

La cirugía sólo está indicada en los casos en los que hay que sustituir la válvula afectada por una prótesis, cuando el riesgo de embolia es muy alto o existen abscesos.

Servicio desde: 26

Consulta de Cardiología

Ver los 475 centros
Servicio desde: 85

Consulta de Cardiología + Holter de presión...

Ver los 400 centros

Un servicio de

Otros datos

Pronóstico

El pronóstico de la endocarditis dependerá de muchos factores, como el tamaño de las vegetaciones, el tipo de microorganismos que han causado la infección, la existencia de embolias o insuficiencia cardiaca y las alteraciones sobre el funcionamiento de la válvula afectada.

De hecho, esta enfermedad puede llegar a ser muy grave y causar la muerte, incluso si el paciente sigue bien el tratamiento.

Noticias sobre endocarditis:

Ensayan si la cirugía precoz podría mejorar la endocarditis

Los superantígenos provocan enfermedades cardiacas mortales

Tus datos

asegurado 1

Añade más asegurados

política de privacidad

Especialistas relacionados con muerte súbita cardiaca Ver más

Un servicio de

Centros médicos especializados en endocarditis Ver más

Un servicio de

Política de cookies

Inicia sesión ahora Cerrar

Para poder acceder a este servicio necesitas iniciar sesión como usuario registrado en DMedicina.

Si todavía no lo eres, puedes unirte a nuestra comunidad ahora mismo.
¡Es gratis, muy sencillo y tienes un gran número de ventajas!.

Registrarme ahora

Iniciar sesión

Gracias por comentar en el foro de DMedicina Cerrar

Tu comentario será moderado.

Cerrar ventana

Enviar mail Cerrar

Desactivar mi cuenta Cerrar

Esta acción eliminará su usuario definitivamente de DMEDICINA, con lo que no podrá volver a acceder.
¿Está seguro de querer continuar?

ContinuarCancelar

Preguntas y Respuestas

El equipo de DMedicina evaluará su pregunta;
en el caso de que pueda ser contestada por nuestros especialistas, le ofreceremos una respuesta en un plazo máximo de 10 días.
Si su consulta es urgente, le recomendamos que acuda a su médico.
El equipo de DMedicina se reserva el derecho de descartar aquellas preguntas que no considere ajustadas estos objetivos.

Enviar pregunta

Respuestas moderadas

Su respuesta puede ser de ayuda para otro paciente.

Por favor, evite incluir marcas comerciales de medicamentos o referencias personales;
de lo contrario, su respuesta no será publicada.

Enviar respuesta