Herramientas de contenido

Enfermedades:

Hipotensión

¿Qué es?

La hipotensión es el nombre técnico de una baja presión arterial. Se produce cuando los latidos del corazón, encargados de bombear la sangre al resto del cuerpo, tienen un ritmo más pausado de lo habitual. Por este motivo ni el cerebro, ni el corazón ni el resto del organismo recibe la sangre necesaria, lo que puede dar lugar a mareos y desmayos.

Causas

Hay muchos factores causantes de la hipotensión. En primer lugar se puede producir porque los dispositivos que mantienen la presión arterial no funcionan de forma adecuada y transmite señales de forma incorrecta. Es habitual que se manifieste cuando un individuo está un largo periodo de tiempo de pie y afecta sobre todo a los jóvenes y niños. Cuando se produce una hemorragia aguda es muy probable que el enfermo padezca hipotensión.

Sin embargo, se podría enumerar una larga lista de causas por las que una persona puede padecer este trastorno. Habitualmente es causado por drogas como el alcohol, analgésicos, medicamentos usados para la cirugía, diuréticos, etc. O también porque el afectado sufre arritmias, deshidratación, anafilaxia o padece una diabetes avanzada.

Síntomas de Hipotensión

Generalmente los principales síntomas son los mareos o desvanecimientos. El rápido descenso de la presión arterial puede ocasionar la pérdida de conocimiento (síncopes). Aunque sus efectos también pueden ser más leves, como la somnolencia, desconcierto o debilidad.

Prevención

Existen sencillos métodos que previenen la disminución de la presión arterial. Es importante ingerir mucho líquido para evitar la deshidratación. Sin embargo, se debe intentar prescindir de bebidas alcohólicas. Hay unas medias, conocidas generalmente como de descanso, que hacen presión en las piernas y facilitan el aumento de la presión arterial. Además, hay que evitar una incorporación brusca cuando se está sentado o acostado; o estar de pie y quieto durante largos periodos.

Tipos de Hipotensión

Los movimientos bruscos del cuerpo pueden dar lugar a una hipotensión ortostática. Usualmente se produce con cambios de posturas, al pasar de estar sentado a erguido. Si los síntomas surgen después de haber comido se conoce como hipotensión ortostática posprandial, que suele darse, sobre todo, en las personas mayores, los que padecen hipertensión arterial o los que sufren la enfermedad del Parkinson.

Tratamientos

La hipotensión normalmente no necesita tratamientos, aunque en ocasiones sí que requiere de asistencia médica, dependiendo de los síntomas. Por ejemplo, si la hipotensión es la causa de un shock requiere urgentemente una atención médica que le suministrará sueros o sangre por vía intravenosa y le recetará medicamentos para que la presión arterial aumente. Si se trata de una hipotensión ortostática provocada por el suministro de fármacos, el médico los cambiará o modificará la cantidad prescrita.

Compartir

  • Logotipo de Mail