¿Es mejor aplicar frío o calor en una zona dolorida?

Volver a Músculos y huesos

Mujer poniéndose hielo en el hombro El frío y el calor calman el dolor y son una de las medidas no farmacológicas para aliviarlo.

Los dolores musculares o articulares son muy comunes en las personas que hacen ejercicio físico o padecen ciertas enfermedades. Ante estas situaciones lo habitual es intentar calmar el dolor con medicamentos. Sin embargo, existen medidas no farmacológicas que pueden ayudar a aliviar los síntomas. De hecho, el frío y el calor calman el dolor y son una de las principales medidas no farmacológicas para aliviarlo, tal y como señala Yolanda Peral, supervisora de hospitalización del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y una de las autoras del Protocolo del Manejo del Dolor realizado por el mismo centro.

Los expertos pueden recomendar aplicar frío o calor pero, ¿cuál está recomendado en cada caso? Algunas de las diferencias son:

¿Cuándo hay que utilizar el frío?

El frío lo debemos utilizar para reducir la inflamación debido a un traumatismo, en caso de sufrir dolor de cabeza o para prevenir la aparición de hematomas, la experta explica que se puede administrar de forma húmeda, con compresas o en seco, a través de bolsas de hielo.

El frío contribuye a disminuir la inflamación y a calmar el dolor gracias a su capacidad antiinflamatoria”, añade Peral, quien aconseja que cuando se haya acabado de administrar el frío hay que secar la piel. Además, aconseja no administrar frío a personas con problemas de circulación y sobre heridas que no están curadas.

¿Cuándo hay que administrar calor?

“La administración de calor es muy recomendable para tratar el dolor de las inflamaciones no traumáticas de las articulaciones, además, acelera el drenaje de procesos infecciosos y relaja la musculatura contraída”, explica Yolanda Esperanza, supervisora de Enfermería de la Unidad de Cuidados intensivos y de Urgencias del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

La especialista indica que el calor alivia el dolor y los espasmos musculares. Se puede administrar de forma húmeda, con compresas o paños, o de forma seca, con bolsas de agua o los clásicos sacos de semillas.

No se recomienda utilizar el calor en heridas que sangran durante las primeras 24 horas porque aumenta el flujo sanguíneo y favorece el sangrado. Tampoco en prominencias óseas, ya que, son zonas de sensibilidad reducida y favorece la aparición de lesiones cutáneas.

Respecto a la aplicación, las dos especialistas señalan que es igual en ambos. Hay que aplicar calor o frío durante períodos alternos de entre 15 y 20 minutos alrededor de dos horas.

Por último, ambas señalan que en caso de dolor intenso, tanto el frío como el calor son métodos que se pueden utilizar de forma complementaria a una terapia farmacológica pautada por un especialista.

Ver también:

Hombre con lesión muscularFrente a las lesiones, ¿ventosaterapia o kinesiotape?

Hombre tocándose el brazoAlimentos y nutrientes beneficiosos para las articulaciones

Hombre con dolor lumbarDolor por ciática: ¿es bueno realizar deporte?

HigadoLimpiar el hígado para adelgazar: ¿funciona?

AguacateSemilla de aguacate: ¿para qué sirve?

Desayuno con fruta, cereales y yogurt.¿Saltarse el desayuno ayuda a adelgazar?

 

Noticias relacionadas

20/02/2017

Lesión de rodilla y deporte: ¿qué podemos hacer?

Cualquier práctica deportiva tiene un riesgo físico que estará condicionado por varios factores como, las características físicas de la persona, el deporte en sí mismo y el nivel de entrenamiento. La mayoría de las actividades físicas consisten en...

09/02/2017

¿Qué señales de alerta tiene la diabetes?

La prevalencia de la diabetes en España es del 13 por ciento y pese a que la cifra es alta, aproximadamente la mitad de este porcentaje no sabe que tiene la enfermedad Existen diversos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de tener...

19/01/2017

Artrosis: ¿qué tratamientos hay?

Uno de los principales deseos de un paciente con artrosis es volver a tener sanas las articulaciones y, aunque en los últimos años los tratamientos para esta enfermedad han evolucionado mucho, todavía no podemos hablar de fármacos que puedan curar la...

Política de cookies

Inicia sesión ahora Cerrar

Para poder acceder a este servicio necesitas iniciar sesión como usuario registrado en DMedicina.

Si todavía no lo eres, puedes unirte a nuestra comunidad ahora mismo.
¡Es gratis, muy sencillo y tienes un gran número de ventajas!.

Registrarme ahora

Iniciar sesión

Gracias por comentar en el foro de DMedicina Cerrar

Tu comentario será moderado.

Cerrar ventana

Enviar mail Cerrar

Desactivar mi cuenta Cerrar

Esta acción eliminará su usuario definitivamente de DMEDICINA, con lo que no podrá volver a acceder.
¿Está seguro de querer continuar?

ContinuarCancelar

Preguntas y Respuestas

El equipo de DMedicina evaluará su pregunta;
en el caso de que pueda ser contestada por nuestros especialistas, le ofreceremos una respuesta en un plazo máximo de 10 días.
Si su consulta es urgente, le recomendamos que acuda a su médico.
El equipo de DMedicina se reserva el derecho de descartar aquellas preguntas que no considere ajustadas estos objetivos.

Enviar pregunta

Respuestas moderadas

Su respuesta puede ser de ayuda para otro paciente.

Por favor, evite incluir marcas comerciales de medicamentos o referencias personales;
de lo contrario, su respuesta no será publicada.

Enviar respuesta