Herramientas de contenido

LOS ESTUDIOS EN CADÁVER MUESTRAN QUE NO ES UN VESTIGIO EMBRIONARIO COMO SE PENSABA

El ligamento redondo se perfila como un destacado estabilizador de la cadera

El ligamento redondo tiene su función en la cadera y no es un vestigio embrionario sin importancia en la vascularización de la cabeza del fémur. Según un estudio de Luis Cerezal, que ha recibido un premio del Colegio Americano de Radiología, dicha estructura permite mantener estabilizada la cadera, pero se necesita seguir investigando en este campo.

Santiago Rego. Santander   |  29/12/2009 00:00

Herramientas de Contenido

Luis Cerezal

Luis Cerezal ha ganado un premio por mejorar el diagnóstico de la patología de la cadera. (Roberto Ruiz)

Galería Noticia

La investigación del llamado ligamento redondo, que los anatomistas clásicos siempre han considerado como un vestigio embrionario sin excesiva importancia en la vascularización de la cabeza del fémur, ha ocupado el trabajo de Luis Cerezal, director de la Clínica Diagnóstico Médico Cantabria (DMC), que ha sido premiado con el diploma magna cum lauden en el último Congreso Americano de Radiología, celebrado en Chicago, con un póster centrado en profundizar en un mejor diagnóstico de la patología de cadera.

  • La resistencia del ligamento redondo es comparable a la del ligamento cruzado anterior de la rodilla. Se trata de una estructura importante

"Cuando realizas los cortes anatómicos de la disección de cadáver compruebas que la resistencia del ligamento redondo es comparable a la del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla. Se trata de una estructura importante, y nuestro trabajo la define como un destacado estabilizador de la cadera", ha añadido Cerezal, quien ha trabajado en los últimos años en el estudio histológico en el laboratorio de este ligamento en cadáveres, y ha empleado, igualmente, una moderna tecnología de imagen que permite, con un escáner de última generación, estudios tridimensionales en tiempo real.

Funcionalidad
Y estos estudios tridimensionales tienen una gran importancia para valorar la funcionalidad del ligamento, según ha advertido. "Ya conocemos con precisión cuándo está tenso o no, y la repercusión que tiene cuando está roto sobre la dinámica articular. Hemos visto ya bastantes casos patológicos, confirmados artroscópicamente, de lesiones degenerativas, roturas y otros cuadros. Estamos, por tanto, ante una técnica de elección para adentrarse en la patología intraarticular, poco conocida todavía, pero que se va a desarrollar en pocos años", ha agregado el radiólogo santanderino.

  • La artrorresonancia magnética es un método de diagnóstico que ha mostrado ser de utilidad en la evaluación de algunas alteraciones intraarticulares

Cerezal ha observado que el ligamento redondo, a juicio de los anatomistas clásicos, era un "vestigio embrionario, pues se le tenía por una estructura de escaso relieve, y que tan sólo aportaba una pequeña parte en la vascularización de la cabeza del fémur, lo cual no es cierto. Estudios recientes demuestran que no es una estructura que esté ahí por casualidad, como casi nada en la anatomía humana. Pero hay que seguir estudiando, porque apenas hay tres o cuatro trabajos sobre esta patología ligamentosa en la cadera".

Según Cerezal, la artrorresonancia magnética (artroRM) es un método de diagnóstico por imagen que ha mostrado ser de utilidad en la evaluación de algunas alteraciones intraarticulares, y de hecho ya es el estándar de referencia en algunos cuadros ligados a la patología de la cadera. "Su rendimiento en el atrapamiento femoroacetabular, que es la principal causa de artrosis precoz de cadera, y de otros cuadros en el adulto joven, es cada vez mayor gracias a la implantación de nuevas técnicas quirúrgicas, sobre todo la artroscopia, que en apenas diez años ha dado pasos enormes".

  • Los traumatólogos tienen que profundizar más, en coordinación con los artroscopistas, en un mejor abordaje de la patología de cadera

El experto quiere profundizar más, en coordinación con los artroscopistas, en un mejor abordaje de la patología de cadera. "La artroRM supera a la resonancia, técnica habitual en la última década, y aunque ha evolucionado mucho, con campos magnéticos cada vez más potentes, lo cierto es que con la artrorresonancia, al incluir líquido en la articulación, la distensión que produce en la articulación favorece enormemente la valoración de las estructuras intraarticulares".

Indicaciones
Así las cosas, el trabajo de Cerezal revela la eficacia de la artroRM en estructuras como el cartílago intraarticular y el labrum acetabular, habitualmente en pacientes con sospecha de síndrome de pellizcamiento femoroacetabular anterior. "Este síndrome se presenta en adultos jóvenes, y con dolor referido a la región inguinal. Al examen físico destaca la presencia de dolor a la rotación interna de la cadera cuando está en flexión de 900. La porción antero-superior del labrum es la que se lesiona más habitualmente en estos pacientes, y puede consistir en rotura o desinserción".

OCHO PREMIOS EN DOCE AÑOS

Doce años lleva Luis Cerezal participando con diversos trabajos en el Congreso Americano de Radiología, en Chicago, con ocho premios, el último el pasado mes de noviembre. Un comité científico revisa y evalúa las casi 30.000 comunicaciones que son presentadas cada año por los especialistas, de las que se seleccionan unas 1.800 para ser finalmente debatidas en el congreso. El trabajo de Cerezal y su equipo ha sido incluido entre los diez que han recibido la máxima calificación: magna cum lauden. "Haber figurado entre los otros 40 que reciben el cum lauden también nos hubiera llenado de alegría, pero estar con un póster entre los diez mejores es muy difícil, y tras lograrlo nos anima a seguir trabajando". Además, desmonta cualquier argumento de que la investigación de calidad sólo se hace en la medicina pública. También la privada, "como es nuestro caso, puede hacer muchas cosas, además de atender a los pacientes en coordinación con centros públicos y la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria".

Herramientas de Contenido