Herramientas de contenido

Partes del diente

De cada diente, sólo está a la vista la tercera parte de su longitud total, que se conoce como corona. La parte restante, llamada raíz, se sitúa por debajo de la línea de la encía y se une al hueso de la encía por el ligamento periodontal, formado por fibras que unen el diente al hueso.

DMedicina   |  20/09/2002 00:00

Herramientas de Contenido

En este ligamento se sitúa una serie de receptores nerviosos que captan sensaciones de presión o fuerza y al ser transmitidas al sistema nervioso regulan los músculos que cierran la mandíbula.

La forma de la raíz y la corona variará según el tipo de diente (incisivo, canino, premolar o molar).

En el diente se distinguen varios tejidos: el esmalte, una capa protectora y dura de 1 milímetro de grosor que protege la corona; la dentina o marfil, parte sobre la que se asienta el esmalte, de tejido duro y poroso y que absorbe la presión al masticar; y la pulpa, que se sitúa en el interior de la dentina y tiene terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos. Por último, la raíz del diente se une al hueso por el cemento.

Herramientas de Contenido