Vitaminas para los ojos

Volver a Oftalmológicas

Ojos Una buena alimentación y las vitaminas favorecen la salud óptima de los ojos.

Una dieta desequilibrada puede tener graves consecuencias sobre la salud ocular, ya que eleva el riesgo de desarrollar enfermedades graves, como cataratas o degeneración macular. Los alimentos ricos en antioxidantes y en pigmentos carotenoides ayudan a preservar la salud y el correcto funcionamiento de los ojos.

La salud ocular está estrechamente ligada a la alimentación, ya que las dietas desequilibradas afectan tanto a los ojos como a los músculos y vasos sanguíneos que los rodean. Diversos estudios han demostrado que las sustancias antioxidantes pueden ayudar a prevenir y retrasar la aparición de problemas de visión.

“El hecho de llevar una dieta adecuada puede mejorar la visión hasta en un 30 por ciento. Los alimentos más aconsejables son los que contienen vitaminas A, E, C, B2 (riboflavina) y luteína. Entre los menos recomendables están las carnes rojas, el alcohol, los embutidos y los que tienen niveles elevados de grasas saturadas”, explica el doctor José Antonio Parejo, oftalmólogo y director de IMQ Visión, de Madrid.

La vitamina A, que se encuentra en los productos lácteos, huevos, pescado o hígado, ayuda a mantener sana la conjuntiva, una membrana transparente que cubre la porción anterior del globo ocular, y contribuye a la formación de la rodopsina, un pigmento rojizo sensible a la luz que se encuentra en los bastones retinales.

Las vitaminas C, E y B2, por su parte, inciden positivamente sobre el cristalino, favorecen la conjuntiva y disminuyen el riesgo de sufrir cataratas. Entre los alimentos ricos en estas vitaminas se encuentran la papaya, el kiwi, los cítricos, los aceites vegetales y los frutos secos.

Por último, la luteína parece ser una de las mejores aliadas en la prevención de la degeneración macular. Esta sustancia pertenece al grupo de los carotenoides y está presente en las espinacas y la yema de huevo.

Más protección

Para proteger los ojos no basta con llevar una dieta sana. Es importante evitar los factores de riesgo, como “las radiaciones solares, que pueden ser muy perjudiciales para los tejidos oculares. Otros factores que sin duda afectan a la salud de los ojos son los ambientes cargados, el humo, el tabaco, el calor y el frío excesivos. También resulta perjudicial mantener la vista sobre un mismo punto, como la pantalla del ordenador o el televisor, durante mucho tiempo, o trabajar con mala iluminación”.

Asimismo, es recomendable realizar ejercicios oculares, ya que “fortalecen los músculos orbitales y retrasan la presbicia. Además, ayudan a descansar la vista y lubricar correctamente el ojo”.

Vitaminas buenas para la vista:

  • Calcio: fortalece la esclerótica.
  • Vitaminas B2, B12 y ácido fólico: protegen la conjuntiva.
  • Vitamina A: ayuda a mantener la córnea en perfecto estado.
  • Vitaminas C, E y B2: son beneficiosas para el cristalino.
  • Cromo: mejora el funcionamiento del músculo ciliar.
  • Vitamina B complex: potencia la juventud de la mácula.
     

Te recomendamos leer:

Entrenar la visión es posible

El sol y el cloro pueden dañar la salud ocular

El cansancio visual puede estar relacionado con el estrés laboral

Noticias relacionadas

03/12/2016

Thigh gap, Ab crack y otras modas virales insanas

La popularidad de redes sociales como Instagram o Vine consiguen que publicaciones de éxito se propaguen a toda velocidad por internet creando fenómenos virales que es casi imposible que no nos alcancen. Aunque estas herramientas se pueden usar para...

29/11/2016

Cómo afrontar la temporada de esquí

Llega diciembre y el frío se ha instalado para quedarse. Los amantes de los deportes de invierno ya se preparan para la temporada de esquí que comienza. Elegir el destino y la ropa para la nieve no debe ser nuestra única preocupación. Para afrontar la

15/11/2016

Cómo cambia el cuerpo de la mujer de los 20 a los 60 años

El cuerpo no deja de cambiar a lo largo de nuestra vida. La edad y la genética son los principales responsables de estos cambios aunque no los únicos. Factores externos como el tabaco, el alcohol, una mala alimentación o tomar el sol en exceso son...

Política de cookies

Inicia sesión ahora Cerrar

Para poder acceder a este servicio necesitas iniciar sesión como usuario registrado en DMedicina.

Si todavía no lo eres, puedes unirte a nuestra comunidad ahora mismo.
¡Es gratis, muy sencillo y tienes un gran número de ventajas!.

Registrarme ahora

Iniciar sesión

Gracias por comentar en el foro de DMedicina Cerrar

Tu comentario será moderado.

Cerrar ventana

Enviar mail Cerrar

Desactivar mi cuenta Cerrar

Esta acción eliminará su usuario definitivamente de DMEDICINA, con lo que no podrá volver a acceder.
¿Está seguro de querer continuar?

ContinuarCancelar

Preguntas y Respuestas

El equipo de DMedicina evaluará su pregunta;
en el caso de que pueda ser contestada por nuestros especialistas, le ofreceremos una respuesta en un plazo máximo de 10 días.
Si su consulta es urgente, le recomendamos que acuda a su médico.
El equipo de DMedicina se reserva el derecho de descartar aquellas preguntas que no considere ajustadas estos objetivos.

Enviar pregunta

Respuestas moderadas

Su respuesta puede ser de ayuda para otro paciente.

Por favor, evite incluir marcas comerciales de medicamentos o referencias personales;
de lo contrario, su respuesta no será publicada.

Enviar respuesta