Última actualización: Lunes 23 de Mayo de 2016 - a las 15:16h

Derrame pleural

Volver a Respiratorias (patología)

Qué es

El derrame pleural consiste en la ocupación del espacio pleural, que está comprendido entre los pulmones y el tórax, por un exceso de líquido. De forma natural suele haber una pequeña cantidad de fluido en la región, pero esta patología se produce porque hay más de lo normal.

La mayoría de los casos con exceso de líquido en el tórax suele tener afectación de los dos pulmones y la etiología más frecuente es la insuficiencia cardiaca.

Causas

Las causas del acúmulo de líquido en la pleura, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), pueden ser:

  • Insuficiencia cardiaca: según la Fundación Española del Corazón, esta enfermedad consiste en un desequilibrio entre las necesidades del cuerpo y la capacidad del corazón para bombear la sangre.
     
  • Enfermedades sistémicas como la hipertensión.
     
  • Enfermedades ginecológicas y digestivas benignas: las patologías ginecológicas, como la endometriosis o la hiperestimulación ovárica pueden ocasionar derrames pulmonares. Por otro lado, las digestivas, como los pseudoquistes pancreáticos (saco lleno de líquido) pueden ser una de las causas de esa afección.
     
  • Cáncer de diversa índole.
     
  • Enfermedades del hígado, como la cirrosis.
     
  • Algunos medicamentos pueden causar derrame pleural. Los más frecuentes, según la Separ, son “los secundarios a amiodarona, nitrofurantonía, metisergida y bromocriptina”.
     
  • Tuberculosis: es una enfermedad bacteriana que afecta principalmente al pulmón y es muy contagiosa.
     
  • Enfermedades inflamatorias e infecciosas pulmonares, como la neumonía.
     
  • Las cirugías abdominales o torácicas, en algunas ocasiones, provocan esta enfermedad. Puede afectar a uno de los pulmones o a los dos. Los derrames suelen ser pequeños,  asintomáticos y se curan al mes espontáneamente.

Síntomas

Algunas veces las personas con derrame pleural no muestran signos. A pesar de ello, los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor torácico: éste empeora con la tos o cuando el paciente afectado respira en profundidad.
     
  • Tos.
     
  • Dificultad respiratoria o disnea.
     
  • Fiebre.
     
  • Hipo: se ocasiona por un movimiento involuntario del diafragma (músculo que se encuentra en la base de los pulmones).

Uno de los síntomas del derrame pleural es la tos

Prevención

Según Carmen Marrón Fernández, del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Doce de Octubre de Madrid, “el tratamiento de la causa que lo produce puede prevenir su aparición”. Además, el diagnóstico acertado y temprano del origen del derrame pleural es muy importante para prevenirlo.

Cuando se confirma el diagnóstico de líquido en el pulmón, se pueden preveer las consecuencias colocando un drenaje de este líquido de forma precoz, afirma Marrón.

Tipos

Esta patología se divide en dos tipos según la etiología o el origen de la misma:

  • Transudado: está causado por el líquido que se filtra debido a la presión elevada de la sangre. En estos casos, la pleura está sana. El trasudado suele estar originado en su mayoría por insuficiencia cardiaca y, en menor medida, por cirrosis hepática.
     
  • Exudado: en éste la procedencia puede variar, las más frecuentes son: el bloqueo de los vasos, tuberculosis, neumonías, lesiones pulmonares o tumores.
     

También hay situaciones de derrame maligno. La mayoría de éstas, según la Separ, son ocasionadas por tumores en el pulmón.

Diagnóstico

Para la correcta visualización de esta enfermedad, las pruebas diagnósticas indicadas son:

  • Radiografía de tórax: permite ver en dónde se localiza la enfermedad.
     
  • Ecografía torácica: es la prueba más sensible para localizar a qué profundidad se encuentra el derrame.
     
  • Videotoracoscopia para la biopsia pleural: se hace una incisión para acceder al tórax con una cámara pequeña.
     
  • Análisis de líquido pleural: se usa para analizar las bacterias, células cancerosas y el nivel de proteínas en sangre del paciente.
     
  • Tomografía Computarizada (TC).

Tratamientos

Cuando se ve que hay líquido en la pleura, el objetivo principal del médico es drenarlo, evitar que éste se acumule otra vez e intentar averiguar la causa por la que se ha almacenado. La técnica más empleada para sacar el líquido es la toracocentesis, así deja de hacer presión en el tórax y permite que éste se expanda. Después, el tratamiento que se administra al paciente depende de si el derrame es trasudado o exudado.

Los diuréticos, según Marrón, son la base del tratamiento para el derrame pleural si es de tipo trasudado porque son eficaces para tratar la insuficiencia cardiaca. Por el contrario, si es exudado, lo importante será tratar el origen de la enfermedad, por ejemplo si ha sido causada por una infección. Los antibióticos son la opción más efectiva.

En pacientes con cáncer se suele utilizar una sonda pleural durante varios días para sacar el líquido que se acumula en el pulmón. El tratamiento se combina con los propios para curar el cáncer, como la quimioterapia o la radioterapia, y en casos más complicados, se utiliza la cirugía para sacarlo.

Otros datos

Complicaciones

Esta enfermedad puede originar una insuficiencia respiratoria que se trata poniéndole al paciente oxígeno y un drenaje para el exceso de líquido.

Si el derrame pleural se infecta, puede aparecer paquipleuritis e insuficiencia respiratoria. Si la enfermedad tiene como origen un traumatismo, se puede llegar a generar un neumotórax (aire en la pleura). También puede acumularse el aire por la toracocentesis necesaria para drenar el líquido.

Incidencia

Al menos 400/100.00 habitantes pueden llegar a padecer esta patología, afirma Marrón. Las personas más propensas son las mayores de 70 años, porque la principal causa del derrame es la insuficiencia cardiaca, que se da sobre todo en estas personas.

Otras noticias sobre derrame pleural

corticosteroidesLos corticosteroides inhalados reducen el derrame pleural

Elige el mejor centro médico para ti:

Servicio desde: 10

Radiografía. Una proyección de tórax

Ver los 389 centros
Servicio desde: 26

Consulta de Neumología

Ver los 263 centros
Servicio desde: 48

Consulta de Neumología + espirometría

Ver los 192 centros

Un servicio de

Política de cookies

Inicia sesión ahora Cerrar

Para poder acceder a este servicio necesitas iniciar sesión como usuario registrado en DMedicina.

Si todavía no lo eres, puedes unirte a nuestra comunidad ahora mismo.
¡Es gratis, muy sencillo y tienes un gran número de ventajas!.

Registrarme ahora

Iniciar sesión

Gracias por comentar en el foro de DMedicina Cerrar

Tu comentario será moderado.

Cerrar ventana

Enviar mail Cerrar

Desactivar mi cuenta Cerrar

Esta acción eliminará su usuario definitivamente de DMEDICINA, con lo que no podrá volver a acceder.
¿Está seguro de querer continuar?

ContinuarCancelar

Preguntas y Respuestas

El equipo de DMedicina evaluará su pregunta;
en el caso de que pueda ser contestada por nuestros especialistas, le ofreceremos una respuesta en un plazo máximo de 10 días.
Si su consulta es urgente, le recomendamos que acuda a su médico.
El equipo de DMedicina se reserva el derecho de descartar aquellas preguntas que no considere ajustadas estos objetivos.

Enviar pregunta

Respuestas moderadas

Su respuesta puede ser de ayuda para otro paciente.

Por favor, evite incluir marcas comerciales de medicamentos o referencias personales;
de lo contrario, su respuesta no será publicada.

Enviar respuesta