Herramientas de contenido

Calidad de vida en la incontinencia

Una de cada 10 mujeres con incontinencia urinaria reconoce tener pérdidas de orina durante las relaciones sexuales, lo que supone un deterioro significativo de su calidad de vida. La intervención precoz y los tratamientos actuales permiten curar hasta el 70 por ciento de los casos.

Elena Escala Sáenz   |  02/04/2002 00:00

Herramientas de Contenido

La incontinencia urinaria afecta a dos millones de personas en España, si bien hay un porcentaje muy alto de pacientes que oculta su enfermedad y la sufre en silencio. Se estima que ocho de cada 10 afectados no acude a la consulta del médico por pudor o desconocimiento.

“La incontinencia afecta a la calidad de vida de quien la padece, incluso más que otras enfermedades crónicas que tienen efectos potencialmente más agresivos para la salud como la hipertensión o el infarto de miocardio”, indica el doctor Miguel Angel Jiménez Cidre, del Servicio de Urología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

Asimismo, la enfermedad tiene un gran impacto sobre la esfera emocional de paciente, lo que favorece el aislamiento, la disminución de la autoestima y la ansiedad.

Incontinencia tras el parto

El traumatismo que se produce en la zona pelviana durante el embarazo y el parto favorece la incontinencia de esfuerzo. La realización de simples ejercicios de recuperación durante los meses posteriores al parto consiguen rehabilitar el suelo pélvico y reducen la tasa de incontinencia en la edad mediana.

Para muchas mujeres es una patología que ‘irremediablemente’ acompaña a la vejez y que, además, no tiene solución. Por este motivo, los expertos insisten en que el paciente acuda lo antes posible al médico para hacer un diagnóstico correcto de la enfermedad y recomendar el tratamiento más adecuado. “Los tratamientos actuales permiten curar el 70 por ciento de los casos de incontinencia de orina”, afirma Cidre.

Existen tratamientos rehabilitadores con fármacos, quirúrgicos y paliativos (absorbentes y pañales). Lo importante es seleccionar el adecuado en cada caso. De ahí la importancia de que se consulte con el médico.

Herramientas de Contenido