Herramientas de contenido

Estrés y amenorrea

El exceso de estrés puede afectar a las mujeres hasta el punto de provocar amenorrea o falta de menstruación. Un estudio revela que en las situaciones estresantes se libera cortisol, una hormona que parece afectar al sistema reproductor femenino.

Redacción Ondasalud.com   |  25/06/2001 00:00

Herramientas de Contenido

La amenorrea hipotalámica funcional (FHA, en sus siglas inglesas) afecta al 5 por ciento de las mujeres en edad fértil. Se trata de un periodo de ausencia de menstruación o de ciclos irregulares, que a menudo se prolonga durante dos o más años.

“Este tipo de amenorrea no aparece por una disfunción en el sistema reproductor, sino que se trata de una consecuencia del estrés. Lo sabemos con certeza porque hemos sometido a estas mujeres a un tratamiento de reducción del estrés y han recuperado su ciclo regular”, explica Sarah Berga, profesora del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Ciencias Reproductivas de la Universidad de Pittsburgh.

La doctora ha dirigido este trabajo en el que se analizaron durante siete años a mujeres con amenorrea que se sometieron, de forma voluntaria, a tratamientos para reducir el estrés.

Perfeccionistas

“El problema de la amenorrea hipotalámica funcional es que las mujeres que la padecen no son conscientes de que viven de forma estresante. Suelen ser personas muy perfeccionistas en su trabajo y cuyo estilo de vida no incluye una nutrición adecuada”.

Las mujeres estudiadas siguieron un programa de al menos 20 semanas de terapia conductiva (pautas concretas para manejar el estrés) y consejos sobre la alimentación. Todas las que completaron el tratamiento recuperaron el ciclo menstrual regular.

A la larga, la amenorrea hipotalámica funcional afecta la fertilidad de las mujeres, pero también incide en la pérdida de masa ósea y en las funciones cerebrales. En el caso de que estas mujeres se sometan a técnicas de fertilización para quedarse embarazadas, los resultados pueden ser contraproducentes e incluso podría verse afectado el feto.

“La buena noticia es que el tratamiento de este tipo de amenorrea es sencillo y realmente eficaz”, afirma la doctora Berga.

Herramientas de Contenido