Herramientas de contenido

La testosterona ayuda a recuperar el deseo sexual en mujeres

Aunque la testosterona es considerada una hormona típicamente masculina, está directamente implicada en el mantenimiento del deseo y la respuesta sexual femenina, que suelen disminuir con la aparición de la menopausia. El tratamiento con parches de testosterona puede mejorar la libido y prolongar la vida sexual de las mujeres que presentan un trastorno de deseo sexual hipoactivo.

Elena Escala Sáenz   |  09/03/2004 00:00

Herramientas de Contenido

El descenso de los niveles de testosterona, bien debido al proceso natural de envejecimiento o a la menopausia quirúrgicamente inducida, está asociado con la aparición de disfunciones sexuales, como la ausencia de respuesta sexual; pérdida de energía y tono vital; trastornos depresivos, y baja autoestima.

“Los ovarios producen la mayor parte de la testosterona biodisponible. La menopausia natural o inducida, generalmente provocada por procesos cancerosos, pueden precipitar la pérdida de los andrógenos, que llega a ser de hasta del 50 por ciento”, ha indicado James Simon, especialista de la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington, en Estados Unidos, durante su participación en el simposio sobre la terapia androgénica en mujeres, esponsorizado por Procter & Gamble.

Según indica el estudio Wishes (Women’s International Sexuality and Health Survey), el 36 por ciento de las mujeres menopáusicas presentan deseo sexual hipoactivo y el 20 por ciento de estas pacientes ven gravemente alteradas sus relaciones emocionales y su calidad de vida.

“La falta de deseo sexual impide que la mujer mantenga una relación satisfactoria con su pareja. Además, el descenso en el nivel de testosterona provoca una gran pérdida de energía vital, la aparición de cefaleas y aumenta el riesgo de desarrollar trastornos depresivos y baja autoestima”, apunta Alexandra Graziottin, del Centro de Ginecología del Hospital San Rafael Resnati, de Milán.

Parches

Las investigaciones realizadas en torno a un nuevo parche de testosterona han mostrado una mejoría del 30 por ciento en la respuesta sexual en mujeres con menopausia quirúrgica inducida en un periodo de 24 semanas. Asimismo, han señalado que esta terapia puede ser eficaz en el tratamiento de los estados depresivos y las cefaleas.

Los efectos beneficiosos de la testosterona no sólo están relacionados con el deseo sexual hipoactivo, sino también con la recuperación de la fuerza muscular y la masa ósea. “Las mujeres pierden hasta un 4 por ciento de masa muscular en los primeros tres años de la menopausia, mientras que la grasa corporal se eleva en torno a un 20 por ciento. El tratamiento con andrógenos permite mejorar estos porcentajes, disminuyendo la grasa corporal en un 4 por ciento y aumentando la masa muscular en un 6 por ciento con apenas cuatro meses de tratamiento”, señala Simon.

El especialista ha recordado las ventajas de los parches sobre la administración oral, ya que permiten “liberar al hígado de un peso importante, son mejor tolerados y provocan menos efectos adversos”.

En este sentido, Graziottin, ha señalado que la clave para garantizar la seguridad se encuentra en evitar la suplementación y establecer la dosis mínima eficaz. “Se trata de una terapia de reemplazo que intenta restablecer el equilibrio hormonal natural. Si se pasa el nivel máximo de normalidad, mediante la suplementación, surgen los efectos adversos, como la alteración de los niveles de colesterol, el desarrollo exagerado de la musculatura, cambios de voz o acné".

Herramientas de Contenido

Parece que no tienes el plugin de Flash instalado... descargar plugin de Flash