Herramientas de contenido

Los quistes ováricos elevan el riesgo de enfermedades cardiacas

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, ha revelado que las mujeres que sufren el síndrome de ovario poliquístico son más propensas a padecer ateroesclerosis a una edad más temprana, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Redacción Ondasalud.com   |  13/11/2000 00:00

Herramientas de Contenido

El síndrome de poliquistosis ovárica u ovario poliquístico es una de las patologías reproductivas más frecuentes entre las mujeres. Se caracteriza por la existencia de pequeños folículos en la superficie de los ovarios y por un volumen ovárico superior a lo normal y suele venir acompañado de alteraciones en la menstruación (amenorrea o falta de regla), obesidad, altos niveles de insulina, acné y exceso de vello (hirsutismo).

El síndrome de ovario poliquístico afecta al 5 por ciento de las mujeres, y es la causa de aproximadamente un 75 por ciento de los casos de esterilidad anovulatoria (provocada por la ausencia de ovulación). Actualmente se desconocen las causas que provocan este síndrome benigno, que permanece sin diagnosticar en un número elevado de mujeres que lo sufren.

Un estudio publicado en la revista científica ‘Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology’, de la Asociación Americana del Corazón (AHA en sus siglas inglesas) ha constatado que las mujeres con síndrome del ovario poliquístico presentan un mayor riesgo de sufrir ateroesclerosis (acumulación de grasa en las paredes de las arterias), un importante factor de riesgo de enfermedades coronarias. La investigación, llevada a cabo por científicos de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, ha revelado que las mujeres jóvenes con poliquistosis ovárica suelen tener alteraciones en su metabolismo, tales como altos niveles de lípidos o insulina que pueden provocar la aparición de ateroesclerosis a una edad temprana.

“Las mujeres con ovario poliquístico suelen acudir al especialista cuando presentan síntomas como irregularidades menstruales o infertilidad”, señala la doctora Evelyn Talbott, responsable del estudio. “Parece que este síndrome puede causar ateroesclerosis temprana, por lo que las mujeres que lo padecen constituyen un amplio grupo con riesgo de enfermedades coronarias”.

A partir de los 45

En la investigación se analizó la incidencia de ateroesclerosis en la arteria carótida en 125 mujeres con ovarios poliquísticos y edad superior a los 30 años, que fueron comparadas con 142 mujeres de edades y hábitos similares que no presentaban este síndrome.

Los científicos evaluaron la presencia de placas y el espesor medio de las paredes de esta arteria (IMT en sus siglas inglesas), unas pruebas que determinan la existencia de ateroesclerosis. Los resultados del estudio sugieren que en mujeres con síndrome del ovario poliquístico era más frecuente la presencia de placas y los valores de IMT eran mayores, sobre todo a partir de los 45 años, lo cual está asociado a una mayor propensión a padecer enfermedades cardiovasculares.

En opinión de la doctora Talbott, “estos datos muestran que las mujeres con ovario poliquístico expuestas a factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares (altos valores de insulina, colesterol, presión sanguínea y masa corporal) pueden comenzar a desarrollar ateroesclerosis a partir de los 45 años, mucho antes que el resto de la población”.

Dado que se desconocen las causas que provocan el síndrome del ovario poliquístico, los tratamientos que se utilizan en la actualidad van destinados a combatir sus síntomas (acné, hirsutismo e infertilidad) y evitar posibles complicaciones ginecológicas. Las pacientes que lo padecen se suelen someter a terapias de regulación del ciclo menstrual y de inducción de la ovulación. Además se trata de mitigar el hiperandrogenismo (altos niveles de hormonas masculinas) que afecta a estas pacientes.





Herramientas de Contenido

Parece que no tienes el plugin de Flash instalado... descargar plugin de Flash