Herramientas de contenido

El 'método canguro' reduce las secuelas en los niños prematuros

30/09/2003 00:00

Herramientas de Contenido

Nacer antes de tiempo implica ciertos riesgos. La falta de maduración hace que el bebé no esté preparado para sobrevivir en un nuevo entorno, por ello los niños prematuros corren el riesgo de sufrir trastornos graves, como parálisis cerebral o retrasos en el desarrollo psicomotor. La atención temprana, y en especial el ‘método canguro’, puede ayudar a reducir las secuelas.

La atención temprana “consiste en la aplicación de ciertas técnicas psicopedagógicas que permitan mejorar el desarrollo físico y psicológico del bebé y prevenir los posibles trastornos que surjan de su nacimiento prematuro”, explica Ana González, directora técnica del Centro Infantil de Terapia 'María Isabel Zulueta', de la Fundación Síndrome de Down de Madrid.

Hasta hace unos años la atención temprana estaba reservada a los niños que, bien por problemas durante la gestación, el parto o el postparto, sufrían algún trastorno. Es el caso de los niños que presentan alguna cromosomopatía, como el Síndrome de Down. Sin embargo, el aumento de los nacimientos prematuros, que ya alcanza el ocho por ciento en nuestro país, ha hecho que la estimulación temprana sea clave para el desarrollo de los bebés.

“Nos encontramos con niños que nacen con sólo 26 semanas de gestación y que deben pasar largos periodos en la incubadora. Esto hace que el riesgo de secuelas sea cada vez mayor”, apunta González.

Entre las técnicas empleadas para favorecer la maduración física y psicológica del bebé se encuentra el denominado ‘método canguro’. Basado en los marsupiales, cuyas crías terminan su gestación dentro de la bolsa materna, este método fue desarrollado en Colombia en la década de los 70, donde a falta de incubadoras se recurrió a las propias madres para tratar a los niños prematuros.

Función de incubadora

“En cierto sentido la madre cumple la misma función que la incubadora, ya que el contacto físico con el cuerpo de la madre proporciona al bebé el mismo calor y regulación térmica que la máquina”, señala Leticia Rubio, psicopedagoga y miembro del equipo de investigación de la Fundación Síndrome de Down.

De esta manera, tocar, susurrar o tener al bebé en el regazo puede convertirse en la manera más eficaz de estimular sus sentidos y su coordinación motora. Además, este contacto fortalece el vínculo materno-filial y el desarrollo emocional de los bebés. Pero tal vez el resultado más sorprendente sea la ganancia de peso. "Los niños prematuros a los que se les aplica el método canguro pueden recuperar entre un 15 y un 30 por ciento más de peso que los que sólo permanecen en la incubadora", indica Rubio.

A pesar de los beneficios demostrados por este método, son pocos los centros que cuentan con unidades especializadas para la estimulación temprana de los prematuros. "Una vez que el bebé abandona el centro hospitalario el seguimiento psicopedagógico y la estimulación son menores. La atención se centra en los que presentan secuelas graves y no se atienden las necesidades de otros que, aunque están aparentemente bien, con el tiempo pueden presentar trastornos".

Problemas en la infancia

Durante la infancia, los niños prematuros pueden desarrollar problemas cognitivos, trastornos que afectan a la atención o retraso en la adquisición del habla y del lenguaje. Además, diversos estudios relacionan la prematuridad con el bajo rendimiento escolar.

El seguimiento de los niños prematuros debe realizarse al menos hasta los seis años, aunque los especialistas recomiendan prolongarlo hasta los doce. Sin embargo, cumplir este objetivo no es del todo fácil en los centros públicos, que se encuentran saturados. Para garantizar el seguimiento y la estimulación continuada muchos padres recurren a servicios privados que desarrollan programas específicos de atención temprana.

No obstante, Rubio prevé que el aumento de los partos prematuros, especialmente entre madres adolescentes y mujeres mayores de 36 años, motivará la aparición de nuevos centros que puedan atender la gran demanda de atención para niños prematuros.

Herramientas de Contenido

Parece que no tienes el plugin de Flash instalado... descargar plugin de Flash