Herramientas de contenido

Efectos secundarios de 'Aspirina' y paracetamol

Hasta un treinta por ciento de los pacientes que toman fármacos experimentan reacciones adversas, y, aunque en la mayoría de los casos se trata de afecciones de carácter leve y transitorio, el médico debe hacer siempre una correcta evaluación riesgo-beneficio al prescribir los fármacos.

Redacción   |  29/01/2002 00:00

Herramientas de Contenido

El doctor Baos Vicente, médico de familia del Centro de Salud Collado Villalba-Pueblo (Madrid), ha recopilado en un artículo publicado en la revista "Información terapéutica del Sistema Nacional de Salud" los efectos adversos más comunes de los fármacos más recetados en el Sistema Nacional de Salud, según los datos del año 2000.

El medicamento más prescrito en España, el paracetamol, es también uno de los más utilizados en el mundo desarrollado como tratamiento analgésico y antipirético en patologías muy frecuentes (dolor de cabeza, molestias menstruales) y sus efectos adversos son bien conocidos.

Según Baos Vicente, su tolerancia es muy buena cuando es utilizado a las dosis recomendadas, pero la sobredosis, a la que están expuestos principalmente los niños por ingesta accidental, produce daño hepático.

En España no es muy habitual la ingesta de paracetamol con intención suicida, pero otros países, como el Reino Unido, han tenido que limitar la cantidad disponible en cada envase de este principio activo por paciente, lo que se ha traducido en una reducción del número de personas ingresadas por intoxicación, tanto de forma accidental como suicida.

El autor del artículo advierte que los envases pediátricos de paracetamol contienen, si se ingiere el producto completo, suficiente cantidad como para producir una intoxicación aguda en un niño de hasta 18 kilos, precisamente los más susceptibles de tomar el producto por accidente, por lo que se debe informar a los padres de la necesidad de guardarlo cuidadosamente.

‘Aspirina’

El ácido acetilsalicílico ocupa el segundo lugar en cuento al número de envases prescritos en España, además del importante consumo sin receta, y su principal y grave efecto adverso es la hemorragia digestiva alta, aunque, según Baos Vicente, el riesgo asociado a su uso en bajas dosis está algo menos difundido.

Según el artículo, cada vez más pacientes de alto riesgo toman ácido acetilsalicílico como prevención primaria cardiovascular, aunque se debe hacer una correcta valoración beneficio-riesgo, ya que en personas de bajo riesgo cerebrovascular la posibilidad de complicaciones hemorrágicas puede superar el beneficio cardiovascular.

Ulceras y antibióticos

El tercer principio activo más vendido, el omeprazol, para el tratamiento de las úlceras, tiene como efectos adversos más frecuentes la cefalea, el rash cutáneo y la diarrea, aunque en general es un medicamento bien tolerado.

En la lista de fármacos más recetados le sigue el diclofenaco y el ibuprofeno, cuyo uso se ha extendido debido al envejecimiento de la población, ya que su función es aliviar los problemas inflamatorios y de la artrosis.

Según Baos Vicente, los efectos adversos más comunes son los problemas gastrointestinales y, aunque el riesgo individual de desarrollar complicaciones graves es bajo, su extendido uso constituye un grave problema médico y social.

La amoxicilina, el quinto principio activo más vendido por número de envases, constituye el antibiótico más utilizado en España y los riesgos asociados a su uso son de carácter leve y transitorio, como náuseas, vómitos o diarreas.

No obstante, dado que el principal problema asociado a este fármaco es que puede promover la resistencia bacteriana a los antibióticos disponibles, en el artículo se cuestiona si está justificado un empleo clínico tal alto de este fármaco, que además también se vende sin receta.

Herramientas de Contenido