Herramientas de contenido

El tabaco durante el embarazo aumenta el estrés en el recién nacido

Por primera vez, expertos aseguran que la exposición a la nicotina durante la gestación produce cambios de conducta en los recién nacidos de la misma manera que lo hacen el consumo, por parte de la madre, de cocaína o de heroína durante el embarazo.

Redacción Ondasalud.com   |  10/06/2003 00:00

Herramientas de Contenido

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Brown, en Rhode Island, Estados Unidos, sugiere que incluso fumar de forma esporádica durante el embarazo produce daño al feto, propiciando cambios de conducta al nacer similares a los que se dan en recién nacidos de madres que consumieron drogas ilegales, como la heroína o la cocaína, durante los nueve meses de gestación.

Los bebés de madres que fuman seis o siete cigarros al día son más nerviosos, más excitables y son más difíciles de apaciguar que aquellos de madres no fumadoras, según un estudio publicado en la revista científica "Pediatrics". Cuanto mayor es la cantidad de nicotina consumida por la madre, mayores son los signos de estrés en el recién nacido.

Se trata del primer estudio en el que se hace hincapié en que los daños que produce la exposición del feto a nicotina estando en la matriz, son equivalentes a los que provocan la heroína y la cocaína durante el embarazo.

En esta misma línea, científicos de la facultad de Brown están desarrollando un estudio de seguimiento para analizar los daños a largo plazo generados por la exposición al tabaco durante el primer mes de vida.

Más evidencias

Trabajos anteriores habían relacionado el consumo de 10 cigarros al día durante el embarazo con el bajo peso de los bebés en el nacimiento. Por su parte, el estudio de la facultad de Brown disminuye el número de cigarros causantes de daño al bebé a seis o siete. De esta forma se abre una puerta a futuras hallazgos, explica Karen Law, coordinadora de la investigación. “Aún nos queda por conocer si el dejar el tabaco a los seis meses de quedarse embarazada marca o no alguna diferencia en el estado del bebé, o si el consumo de 3 cigarros al día provocaría los mismos cambios en el recién nacido que produce fumar seis o siete”, se pregunta Law.

Estudio comparativo

Cincuenta y seis recién nacidos participaron en el estudio, 27 de ellos tras haber sufrido la exposición a la nicotina durante su gestación y los 29 restantes de madres no fumadoras. Se pudo comprobar que los bebés del primer grupo eran más nerviosos, estaban más tensos y rígidos, eran más difíciles de manejar y sufrían más estrés, sobre todo en sus sistemas nervioso, gastrointestinal y visual.

Herramientas de Contenido

Enfermedades Relacionadas con Dejar de fumar

Parece que no tienes el plugin de Flash instalado... descargar plugin de Flash