Herramientas de contenido

Dieta hipocalórica, ideal para perder peso sin perjudicar tu salud

Los especialistas insisten en que la dieta hipocalórica es la única que ayuda a perder peso de una forma sana y equilibrada. Además, evita el efecto yo-yo –pérdida y recuperación rápida de peso-, frecuente en los tratamientos reductores de peso. No restringe ningún tipo de alimento pero sí las cantidades y las formas de cocción. Con una dieta hipocalórica y ejercicio moderado desaparecerán esos kilos de más con la garantía de no volver a convertirse en un problema.

DMedicina   |  25/04/2007 13:37

Herramientas de Contenido

La dieta hipocalórica ha demostrado ser la mejor de todos los tratamientos contra la obesidad y el sobrepeso. Se basa en el control y la limitación de alimentos que faciliten el aumento de peso. Así, la componen alimentos que aportan los nutrientes necesarios y muy pocas calorías. El secreto reside en consumirlos en la proporción y cantidad adecuada.

En una dieta hipocalórica deben respetarse las tres comidas principales. El desayuno consiste en un vaso de leche descremada, con o sin café o una infusión, una rebanada de pan integral regada con un poco de aceite de oliva o 20-30 gramos de cereales integrales y una pieza de fruta. La comida consta de dos platos y puede introducirse cualquier tipo de alimento siempre que se cocine hervido, a la plancha o asado y con muy poco aceite (una o dos cucharadas soperas). La cena debe ser ligera y es preferible no acostarse inmediatamente después. Puedes cocinar una ensalada y una tortilla francesa y si tienes más hambre puedes tomar una infusión y una pieza de fruta antes de acostarte.

La merienda no se excluye en la dieta hipocalórica. Un café con leche descremada y una pieza de fruta o un yogur desnatado te ayudarán a no pasar demasiada hambre.

No debes olvidar que este tipo de dietas debe prescribirlas un especialista que estudiará tu caso y te realizará los análisis necesarios para que tu salud no se vea perjudicada.

Herramientas de Contenido