Herramientas de contenido

¿Cómo actúa la creatina?

Miguel Castillo   |  26/01/2004 00:00

Herramientas de Contenido

De forma endógena (producida por el organismo) o exógena (a través de la carne y el pescado), nuestro cuerpo ingresa diariamente entre 3 y 4 gramos de creatina. Parte de esta creatina se convierte en fosfocreatina en nuestro cuerpo, un compuesto que juega un papel fundamental en el suministro de energía a las células musculares.

En la obtención de energía, las células utilizan el ATP (adenosín tri fosfato) una sustancia que debe ser continuamente repuesta para poder desarrollar las funciones orgánicas. Durante el ejercicio físico, la fosfocreatina interviene cuando se agotan las reservas de ATP, facilitando una rápida recuperación que permita al músculo seguir trabajando.

La creatina también se comercializa en forma de monohidrato de creatina, un suplemento muy popular entre deportistas de alto nivel que incrementan con la ingesta de estos productos las disponibilidades de la sustancia. “En ejercicios de fuerza que requieren poco tiempo, como el trabajo con pesas, es donde se obtiene los mayores beneficios del consumo de esta sustancia. Al consumir monohidrato de creatina aumentan las reservas de fosfocreatina y se consigue una mayor cantidad de ATP”, explica Jose Luis Mesa, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte que desarrolla su labor en el Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada.

No obstante, otros deportistas también consiguen beneficios al consumir la sustancia. Los velocistas y los corredores de pruebas en las que se exige una velocidad prolongada durante 30 o 40 segundos también consiguen mayor eficiencia en su esfuerzo al tomar el suplemento. Incluso en fútbol y balonmano, deportes en los que producen esfuerzos de alta intensidad de forma intermitente, la creatina también aporta beneficios.

“Se disminuye el tiempo de relajación muscular haciendo que se consuma una menor cantidad de energía y se produce una mayor resíntesis de fosfocreatina durante los periodos de recuperación”. Incluso en deportes aeróbicos como el ciclismo o las carreras de distancias largas también se mejoran los resultados, aunque la ganancia aquí es menor. “La creatina puede permitir que se incremente el umbral anaeróbico y el sujeto puede mantener una velocidad más elevada sin que aparezca la fatiga”, señala Mesa.

Herramientas de Contenido