Herramientas de contenido

Preparación física

13/05/2002 00:00

Herramientas de Contenido

Un mal acondicionamiento físico y las ganas de aprovechar al máximo el tiempo son los peores aliados en la pista. Tanto si compites en algún deporte de nieve, como si lo practicas por afición, la preparación física previa es clave para prevenir las lesiones. Además, un buen entrenamiento no sólo evita muchos accidentes, sino que también reduce su gravedad, porque un deportista bien preparado se recupera antes. Y eso por no hablar de las temidas agujetas, algo que los esquiadores ocasionales conocen muy bien.

Los ejercicios preparatorios para estar a punto tienen que trabajar específicamente las siguientes partes: hombros, abdominales y piernas.

HOMBROS

Clavar los bastones supone un importante esfuerzo para el deltoides anterior. Se trata de un músculo muy fácil de entrenar y trabajarlo evitará potenciales molestias. Uno de los ejercicios más eficaces es levantar peso (la mancuerna en el gimnasio o cualquier tipo de objeto que sirva para este efecto).

ABDOMINALES

La práctica de esquí se basa en una actividad intensa de la musculatura paravertebral, por eso hay que compensarlo con unos abdominales bien tonificados.

PIERNAS

Las piernas son la herramienta básica de un buen esquiador. Cuadriceps, rodilla, femorales, abductores y gemelos tienen que estar bien trabajados. Hay que hacer especial hincapié en los femorales, puesto que de ellos dependen los ligamentos cruzados, cuya lesión aparece con cierta frecuencia entre los que practican deporte (y no sólo de nieve).

Además de la tonificación muscular en un gimnasio, el acondicionamiento previo puede desarrollarse con la práctica de otros deportes. Entre los más adecuados se encuentra la bicicleta, correr y la natación.

El entrenamiento ha de realizarse de forma gradual. Al igual que no resulta conveniente entrar en una pista de esquí sin preparación física anterior, sería contraproducente "machacarse" en un gimnasio durante la semana previa. Como en todos los deportes, lo más saludable pasa por practicar ejercicio de forma regular, adecuado a nuestras posibilidades y sin tratar de superar nuestros límites.

Herramientas de Contenido